Heijunka, o cómo flexibilizar y alisar la producción

Person drawing a graph

Heijunka es una palabra japonesa que significa secuenciación, alisamiento de la producción. El objetivo de Heijunka es de amortiguar las variaciones de la demanda comercial produciendo pequeños lotes de varios modelos distintos en la misma línea. Es el principio del «one piece flow».

Heijunka permite también la eliminación de mudas favoreciendo la estandarización del trabajo. Una buena práctica de la secuenciación reduce la necesidad de mano de obra en el borde de línea.

 

¿Por qué la práctica de Heijunka, uno de los principios Lean-manufacturing, mejora la productividad?

Con el fin de amortizar mejor las inversiones fijas de las líneas, es necesario maximizar el uso de medios (fábricas, superficies, maquinaria) optimizándolos para producir más con lo ya existente.

Lo conseguimos pasando de una línea dedicada a la fabricación de un único producto -sensible a las variaciones de la demanda- a una línea flexible, capaz de fabricar varios tipos de productos. Las variaciones de la demanda de cada producto están amortiguadas por la flexibilidad de la herramienta de producción: tenemos menos variaciones y variabilidad.

Ejemplo concreto: una línea mono-producto de tipo producción de masa que ve su demanda bajar en un 30% sufre una variación del 30%. Con tal nivel de variabilidad, es imposible estandarizar y luego mejorar un puesto de trabajo mediante Kaizen.

En cambio, si una línea de tipo Lean manufacturing que ensambla 4 modelos sufre una bajada del 30% en uno de estos 4 modelos, la línea se ve afectada tan solo en 0,25 (un cuarto) x 30% = 7,5%. La incidencia es menor y se puede compensar con el posible aumento de uno de los otros 3 modelos.

En esta línea, la variabilidad es menor, la estandarización del trabajo hacia el valor añadido es posible, la dinámica Kaizen mejora el estándar de manera continua.

Resumiendo, Heijunka permite “alisar” la carga de las líneas mezclando el orden de fabricación de los productos. Facilita la estabilidad y la estandarización del trabajo.

 

El segundo objetivo de Heijunka es de ensamblar modelos diferentes en la misma línea, eliminando al mismo tiempo los Mudas -o desperdicios- gracias a la estandarización del trabajo. La implementación de Heijunka permitirá producir según el orden de demanda de los clientes. La práctica de Heijunka reparte y equilibra la producción en el conjunto de los medios disponibles en lugar de cargarlos con las variaciones de la demanda.

En contra de las ideas establecidas, es más fácil optimizar el equilibrio de los puestos cuando las líneas son multi-modelos: ¿por qué?

Un trabajo más importante en un producto se compensa por uno menor en el siguiente: las tareas elementales se multiplican, se parcelan y se dividen en unidades elementales.

Multiplicando las tareas, repartiéndolas mejor y estandarizándolas gracias a un alisado estudiado, conseguimos un mejor uso del tiempo de trabajo disponible para la creación de valor añadido.

Heijunka permite así la reducción de los diferentes mudas dotando de más valor la línea de producción Lean.

 

Fábrica_Trilogiq

Ejemplo de una fábrica Lean Manufacturing

  1. Heijunka en una línea : ej : 2 monovolúmenes, 1 coupé, 1 berlina…, 2 monovolúmenes, 1 coupé, 1 berlina…
  2. Logística aligerada, pequeños trenes, implementación del flujo.
  3. Pequeños envases, menos stock.
  4. Reducción del borde de línea, concentración del valor añadido, reducción de los mudas.
  5. Línea flexible multi-producto, Heijunka, mejor uso de los medios de producción.
  6. Operarios ubicados en lugares de creación de valor añadido.

 

¿Quieres saber cómo podemos ayudar a mejorar tus procesos productivos con lean manufacturing y nuestras aplicaciones? Contacta con nosotros.