Personajes influyentes: Shigeo Shingo

shingoLean Manufacturing debe su éxito a personajes como Taiichi Ohno, Doctor W. Edwards Deming o Shigeo Shingo.

Hoy vamos a conocer mejor al ingenierio japonés que ayudó a cambiar la industria japonesa situándola a la vanguardia superando a grandes potencias mundiales.

 

Los comienzos
Nacido en la ciudad japonesa de Saga en 1909, Shigeo Shingo se graduó en Ingeniería Mecánica en la Escuela Técnica Superior de Yamanashi. Después de obtener el título, trabajó como técnico ferroviario en la Compañía de Ferrocarriles de Taipéi. Esto fue durante la ocupación japonesa de Taiwán en la Segunda Guerra Mundial.

Su primer logro destacado tuvo lugar en 1930 cuando introdujo la gestión científica a la Compañía de Ferrocarriles en un intento de reducir los costes operativos. Más tarde, en 1943, a la edad de 34 años, Shingo consiguió el puesto de asesor en la asociación de empresas japonesas Japan Management Association (JMA).

Este puesto le permitió acumular experiencia en Mazda y Mitsubishi Heavy Industries. Mientras trabajaba con Mitsubishi, fue capaz de reducir el tiempo de ensamblaje del casco de un gigante petrolero de 65000 toneladas de cuatro a dos meses. En 1943, el Dr. Shingo fue trasladado a la planta de producción de Amano en Yokohama. Trabajó en calidad de jefe de sección de producción y logró aumentar la productividad en un 100%.

Durante 1945 y 1946, el Dr. Shingo trabajó para varios fabricantes. Desde 1946 hasta 1954, en combinación con su puesto en la JMA, trabajó para diferentes organizaciones mientras fue consolidando sus ideas sobre el proceso y el diseño de las plantas además de las posibles aplicaciones del control estadístico de procesos.

 

Shingo y Toyota

 

En 1955, el Dr. Shingo comenzó una larga colaboración con Toyota. Además de las numerosas tareas de asesoramiento para otras industrias, empezó a trabajar en el astillero de Mitsubishi en la mejora del montaje de una cepilladora usada para la bancada de los motores y consiguió duplicar su rendimiento.

En 1959, el Dr. Shingo ya había adquirido el notable distintivo de «genio de la ingeniería» gracias a su trabajo en el desarrollo del método justo a tiempo (JIT, por sus siglas en inglés) y en el Sistema de Producción de Toyota. Al centrarse también en la producción en vez de únicamente en la gestión, Shingo fue capaz de consolidarse como un reputado ingeniero de fabricación.

El sistema JIT, que se enfoca en la eficiencia de la producción, se puede vislumbrar durante todo su trabajo en Mitsubishi Heavy Industries desde 1956 a 1958. En 1959, el Dr. Shingo deja la JMA para crear su propia empresa asesora.

Shingo, el inventor

A comienzos de la década de los 60, Shingo fue desarrollando el concepto de poka-yoke (en español «a prueba de errores») mientras trabajaba con Matsushita.

connector-1199953_640

 

Ejemplo de Poka-Yoke

En 1961, Shingo creó el concepto de «cero defectos» al incorporar sus conocimientos de control de calidad. El sistema de poka-yoke se aplicó con éxito a varias plantas y consiguió récords de producción sin defectos durante más de dos años. Más tarde, en 1970, el Dr. Shingo desarrolló uno de los conceptos más revolucionarios en el sistema de fabricación conocido como el SMED (acrónimo inglés de Single Minute Exchange of Dies, traducido en español como «cambio de útiles de un solo dígito», es decir, en menos de 10 minutos).

 

El modelo SMED se integró en el Sistema de Producción de Toyota/JIT y redujo de forma considerable los costes operativos. Gracias al gran éxito mostrado, numerosas industrias de todo el mundo adoptaron los principios del Dr. Shingo para mejorar la productividad, reducir las piezas defectuosas y procesar el inventario.

 

Las enseñanzas de Shingo

 

Durante su vida, Shigeo Shingo se convirtió en asesor internacional de las compañías más grandes del mundo: Toyota, Bridgestone, Peugeot, AT&T… El mayor impacto de sus enseñanzas se puede resumir en tres conceptos principales:
1. Justo a tiempo (JIT).
2. Cambio de útiles en menos de 10 minutos (SMED).
3. Control de calidad cero defectos

 

El legado

 

El Dr. Shingo ha sido, quizá, la persona que más ha contribuido a las modernas prácticas de fabricación y sus enseñanzas y principios han formado la columna vertebral de las prácticas eficientes en la ingeniería actual (Holweg, 2007). Sus ideas poseen una gran reputación gracias a los resultados positivos en la producción de las compañías que han implementado sus enseñanzas. Gracias a su experiencia y conocimientos aplicados en el campo de la ingeniería industrial, el Dr. Shingo ha demostrado una forma mejor de trabajar tanto para los operarios como para las corporaciones.

En vista a sus contribuciones, en 1988, la Universidad Estatal de Utah creó el a la excelencia operacional. El premio Shingo fomenta una producción de primera clase y reconoce a las compañías que consiguen un alto nivel de satisfacción en el cliente y tienen excelentes resultados empresariales. El premio Shingo es considerado el premio Nobel de la manufactura.

 

Sin ninguna duda, es un reconocimiento bien merecido ya que lleva el nombre del que fuera uno de los ingenieros industriales más prominentes del mundo: el Dr. Shingo.

 

Referencias

Dennis, P. (2015). Lean Production simplified: A plain-language guide to the world’s most powerful production system. CRC Press.

Holweg, M. (2007). The genealogy of lean production. Journal of operations management, 25(2), 420-437.

Shingo, S. (1988). Non-stock production: the Shingo system of continuous improvement. Productivity Press.

Shingō, S. (2007). Kaizen and the art of creative thinking: The scientific thinking mechanism. Enna Products Corporation.

Tsou, J. C., & Chen, J. M. (2005). Dynamic model for a defective production system with Poka-Yoke. Journal of the operational research society, 799-803.

Vardeman, S. (n.d.). The impact of D. Shigeo Shingo on Modern Manufacturing. Retrieved from
http://www.public.iastate.edu/~vardeman/IE361/f02mini/bumblauskas.pdf